Licenciando con Creative Commons

¡Por fin tengo licencia! Lo cierto es que ya iba siendo hora, que tampoco es plan de saberse de memoria la página de Creative Commons

Al final lo de escoger una licencia tampoco es tan complicado, ya que todo se limita a tomar dos decisiones; si quieres que tu trabajo se pueda vender, y si quieres que se pueda modificar. Teniendo en cuenta que aunque prohibas algo, siempre queda la posibilidad de que el que esté interesado te pida permiso para hacerlo, he optado por la licencia más restrictiva, que es la de Reconocimiento, NoComercial, y SinObraDerivada.

Lo de Reconocimiento viene por defecto y está bien, ya que se supone que es algo que le interesa a todo el mundo. Lo de NoComercial viene a cuento de que si una foto mía sale como portada de un CD de la SGAE me da algo, así que si alguien tiene auténtico interés en vender algo que haya hecho yo, por lo menos que pida permiso. En cuanto a lo de SinObraDerivada, lo que escribo en estas páginas dice lo que quiero escribir, y no necesito que nadie lo reformule… Una vez más, si alguien quiere hacer un collage con una foto mia, que pida permiso y listo.

Esto cada vez tiene mejor pinta, y lo del xtemplate casi que lo voy a dejar como está, que en este tiempo le he ido cogiendo cariño al diseño que tiene… ¡módulos, voy por vosotros!

Deja un Comentario