¡Cómo corre y qué guapo es!

Por cortesía de Berrueta, he conseguido probar mi instalación de Drupal de forma remota, así que ya tengo datos sobre la mejora que supone enviar las páginas comprimidas a aquellos clientes que sepan manejarlas. La práctica no puede resultar más acorde con la teoría; si las páginas comprimidas ocupan la tercera parte de las originales, entonces el rendimiento al trabajar con páginas comprimidas ha de ser tres veces mayor… Para los incrédulos, aquí están los datos:

Drupal remoto con gzip (sin usar) y cache:
Response time:                 22.65 secs
Transaction rate:               0.51 trans/sec
Throughput:                 11780.72 bytes/sec
Drupal remoto con gzip y cache:
Response time:                  8.77 secs
Transaction rate:               1.51 trans/sec
Throughput:                 11173.70 bytes/sec

Una vez comprobado el rendimiento, recurrimos a Hiroshige para ver qué opina del aspecto de la página, y tras un par de cambios oscureciendo los colores de las letras, parece que la cosa la deja más convencida, y si ella lo dice, no voy a ser yo quien se lo discuta; la página está casi lista… :-)

A partir de ahora me quedan dos «líneas de investigación»; por una parte tengo que probar los módulos que había apuntado como interesantes al leer el General information about Drupal, y por otra parte tengo que aprender más cosas sobre el formato xtemplate para controlar el aspecto definitivo de la página. Con esto y los iconos, asunto resuelto.

Deja un Comentario